• O sea que AMLO Gobernará para los que le aplaudan nada más, dice Sergio Lozano. 

 

El accidente aéreo donde perdiera la vida la entonces Gobernadora de Puebla Martha Erika Alonso y su esposo el Senador, Rafael Moreno Valle, ocurrido el 24 de diciembre por la tarde, le ha venido moviendo el tapete al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Y es que como dijeran en el rancho, al Gobierno actual no le gusta comer de las que guisaron por muchos años, o no es lo mismo ser cantinero a ser borracho, desde el momento del accidente aéreo, muchos se manifestaron en redes sociales acusando al Gobierno federal de cometer un magnicidio, otros en defenderlo, pero lo cierto es que casualidad o no, lo ocurrido si trastocó el sueño de AMLO.

Que fue una falla mecánica provocó que el helicóptero se desplomara, dice el Gobierno federal, pero aún así con la investigación realizada por la PGR, solicitarán la intervención de investigadores de otros países como el FBI, entre otros.

Pero lo curioso es que AMLO no acudió a lo que fue la Guardia de Honor realizado en Puebla a Martha Erika Alonso y Moreno Valle, no sabemos los motivos, pero si el no acudir es da una muy mala señal, y envió a Olga Sánchez Cordero, a quien la gente le comenzó a gritar asesina, justicia, justicia, entre otras consignas.

Ante esto los medios nacionales cuestionaron a López Obrador el porque no acudió a la Guardia de Honor de cuerpo presente, ya que por su envestidura tenía que haber acudido independientemente de lo que haya pasado.

El Presidente de México contestó que no fue porque había un grupo de conservadores muy mezquinos, que trataban de adjudicarle la responsabilidad al Gobierno que el representa, sacándole la vuelta a la crítica; le sacó al parche como luego se dice; acaso Peña Nieto, no aguantó esa critica por algunos años por el caso de los 43 de Ayotzinapa, o como lo hicieron otros presidentes de México en el pasado, en diversos sucesos.

O sea que AMLO Gobernará para los que le aplaudan nada más. Recuerdo que en uno de sus discursos dijo que no visitaría Puebla por un tiempo, porque el triunfo de Martha Erika, estuvo plagado de corrupción, pero ahora, dice que en los próximos días visitará dicho Estado.

Ya con la muerte de la Martha Erika, el Congreso tendrá que nombrar un Gobernador Interino y este tendrá 10 días para convocar a elecciones para que en un lapso de tres meses se realicen nuevas elecciones, que por cierto considero muy prudente y ético que Miguel Barbosa, no participe en las nuevas elecciones.

El Sector Pesquero en la incertidumbre.. La incertidumbre del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se vio plasmada en el Presupuesto de Egresos Federal, recientemente aprobado, en el que el sector pesquero no fue la excepción y queda a la deriva y a punto de naufragar, ya que como los demás sectores le recortaron algo considerable su presupuesto.

En el sector pesquero se tenía tres o más años que se tenía un mismo presupuesto no se incrementaba a pesar de los niveles inflacionarios, pero tampoco se disminuía, y hoy con ese poco más del 30 porciento que se le pretende disminuir, estaría destinado a morir ahogado este sector.

Si es cierto no hay dinero que alcance, pero con lo destinado en el presupuesto del 2019 el sector pesquero estaría entrando en un desespero y en una crisis en corto tiempo.

Estaremos al pendiente de lo que acontece en los próximos meses cuando los pescadores quieran o exijan esos apoyos como motores marinos, empleo temporal y otros que les viene a dar un alivio en temporada de veda, y que quizá no lleguen.

La comunidad pesquera en los 17 estados costeros, entre estos 14 con acuacultura, están al borde del colapso, en un país con una vocación pesquera que por caprichos, desconocimiento o como se le quiera llamar de parte del Gobierno federal, se les restringe el presupuesto, a donde irán a parar los pescadores.

Los “ceritos” en los cruceros… En la ciudad de Guamúchil, ya se hizo moda que todas las noches los automovilistas, den “ceritos” en los cruceros de la ciudad, y es que no hay uno donde no se hayan hecho este tipo de actividades que aunque son causal de infracciones, pareciera que lo hacen a complacencia de las autoridades.

Todas las noches nada más se escucha el chillar de las llantas y el rugir de los motores, lo bueno es que no se han registrado accidentes por estas malas prácticas, porque cuando los haya quizá quieran actuar en la Policía de Tránsito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *