• En entrevista para la revista católica Vida Nueva, João Braz de Aviz aclaró que Marcial Maciel fue protegido por una mafia, y no por la Iglesia católica.

 

El prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, el cardenal João Braz de Aviz,  reconoció que el Vaticano contaba con las pruebas de pederastía del fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, desde hace más de 70 años.

En entrevista para la revista católica Vida Nueva, João Braz de Aviz aclaró que Marcial Maciel fue protegido por una mafia, y no por la Iglesia católica.

“Tengo la impresión de que las denuncias de abusos crecerán, porque solo estamos en el inicio. Llevamos 70 años encubriendo, y esto ha sido un tremendo error”, expresó.
 
El sacerdote Marcial Maciel fue investigado entre 1956 y 1959 por casos de abuso sexual contra menores. Pese a que hubo un gran número de denuncias en su contra y mujeres con las que el había tenido hijos, el Vaticano no tomó medidas al respecto, porque “no se procesa a un amigo del Papa”, argumentaron quienes debían intervenir, entre ellos el cardenal Josep Ratzinger, hoy Papa emérito.
 
Marcial Maciel fue presentado como apóstol de la juventud por el Papa Juan Pablo II. Murió en 2008 cuando una investigación había revelado sus actividades delictivas.
 

“El Vaticano recibió 240 documentos que evidenciaban que la situación se conocía mucho antes de que se reconociese que se conocía. Nuestra denuncia es del año 1988, y mientras Ratzinger estuvo de cardenal, se pasaban esta terrible patata caliente unos a otros, sin tomar ninguna medida. Creo que la Legión tal como la entendíamos debería ser eliminada”, informó sacerdote Félix Alarcón, quien también fue víctima, al diario El País.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *