• Cinco peticiones ciudadanas fueron expuestas durante la primera sesión de Cabildo Abierto del 2019. 

 

Guamúchil, Sinaloa. Se desarrolló la primera sesión de Cabildo Abierto del año y la atención a servicios públicos fue la principal petición entre los asistentes.

El cuerpo de regidores, así como el Presidente Municipal, Carlos Mario Ortiz Sánchez, acordaron que cada una de las solicitudes merece primordial atención.

La primera participación estuvo a cargo de la maestra María Carlota Dena Herrera, quien solicitó la ampliación y desazolve del cauce del arroyo que está ubicado sobre la calle Graciano Sánchez, entre Juárez y Ferrocarril, así como la limpieza del mismo.

También pidió la solución inmediata de la problemática de aguas negras localizadas entre las calles Silverio Trueba y 5 de mayo, a esta solicitud, le secundó el propietario de  Cesgac, Rafael Castro Juárez, pues el edificio de la institución educativa se localizada justo al lado del arroyo en mención, sus aguas salen del cauce cada vez que llueve y provoca severas inundaciones y daños en la zona, ante esto, el alcalde Carlo Mario Ortiz Sánchez, expresó que ya solicitó apoyo al Gobierno Estatal y Federal para finiquitar el gran problema de las aguas negras en esta ciudad.

Otro de los expositores fue el maestro Rafael Gastélum Román, director de la primaria Josefa Ortiz de Domínguez en la  colonia Cuesta de la Higuera, quien pidió apoyo a las autoridades en nombre de las personas que viven del otro lado del río, como él les llamó y exhorto a los responsables, dar mantenimiento urgente a la vialidad que conecta ambos lados, pues después de las inundaciones del año pasado ya no ha quedado igual y requieren lo reparen antes de que la temporada de lluvias sorprendan de nuevo en la región.

En el primer Cabildo Abierto del 2019 también participó la ciudadana Silvia López Angulo, quien externó su preocupación y la de sus vecinos en la colonia Niños Héroes, pues el arroyo que pasa entre la calle Vicente Guerrero y Vicente Suárez, se pone muy caudaloso cada vez que llueve, sin embargo, la inquietud de los residentes es que la calle Guerrero, recién fue pavimentada y subieron su nivel, lo cual, seguramente acrecentará su problema de inundaciones a causa del arroyo, el cual por cierto, viene desde la colonia 15 de julio.

“Si con la calle como estaba nos inundábamos, con la altura que tiene ahora nos vamos a inundar más”,  dijo la afectada.

Regidores y autoridades se comprometieron a checar muy de cerca la obra y aseguraron que de estar mal hecha, los responsables tendrán que responder.

También Dulce Ordaz Osuna y Columba Gaxiola solicitaron apoyo al departamento de servicios públicos de Salvador Alvarado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *