Artesano y amante de la historia, él es Romeo Espinoza, quien por 28 años ha tallado decenas de figuras en madera.


 

Mocorito, Sinaloa. Romeo Espinoza es un artesano que vive en la comunidad de Cerro agudo, Mocorito, ha practicado dicho oficio durante 28 años, aprendió a tallar madera mientras trabajaba en un taller de joyería que pertenecía a su tío Saúl Espinoza, en este lugar, estuvo por 10 años, relata.

Comentó que su tío era un hombre con mucho conocimiento en la minería y después de su fallecimiento el taller dejó de funcionar y él de laborar.

Inició a realizar estas artesanías gracias al doctor Héctor Treviño Herrera, esposo de su hermana, él lo apoyó económicamente durante 15 años e impulso para que realizara lo que hoy en día podemos admirar en su domicilio, durante mucho tiempo, aplico la técnica de ensayo y error, lo cual se aprecia en sus primeros trabajos, explicó, pero no por esto se sintió como un fracasado, pues sentía el apoyo que le brindaban sus seres queridos.

En entrevista, se le cuestionó sobre su pasión por el arte y explicó que dese chico estudió historia, además de que le ha gustado siempre el cine.

“Yo mire mucha historia, mucho cine, en Culiacán me gustaba mucho el cine como ahorita la televisión que les gusta y me inspiró mucho, en fin, lo que más me apasiona es la historia”, expuso.

Espinoza aseguró que se basó completamente en la historia que miraba en los libros de su escuela, talló en madera muchas espadas, arcos, timones, barcos y cuanto le llegue a la imaginación.

Todas sus obras de arte están hechas con madera dura, usa más de 30 tipos de ésta y todas se dan en la región; cabe señalar que en ninguna utiliza algún tipo de pintura, sólo la talla y logra encontrar diferente tonos de ella.

“He vendido algunas obras que eran importantes para mí, pero era necesario para así poder sostenerme económicamente, porque vivo solo y por mi edad ya no puedo trabajar”, dijo.

Su casa la ha convertido en un museo personal, al llegar se encuentran todas sus obras, pero lamentablemente el lugar se ha deteriorado con el paso del tiempo y corre el riesgo de que tanto sus obras y sus pertenencias se echen a perder.

Ante esto, Romeo Espinoza solicita el apoyo por parte de las autoridades locales. “Necesito apoyo, pero no hay quien lo haga tal vez porque hay muchas más cosas en que invertir ese dinero”, finalizó.

 

 

 

 

 

Con información de Nayeli Cervantes. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *