Alcaldesa de Salamanca “culpa” a periodista asesinado por ir a “un lugar peligroso”


“La verdad es que ir a la seis, seis y media de la mañana a cubrir una nota a ese lugar que sabemos todos que es tan peligroso…”, justificó la alcaldesa de Morena frente a los periodistas.


 

 

 

Ante decenas de reporteros que se plantaron afuera del palacio municipal y luego se reunieron en el salón de Cabildos con la alcaldesa Beatriz Hernández Cruz, ésta se deslindó, como autoridad, de las circunstancias en las que fue asesinado el periodista Israel Vázquez Rangel, del portal digital ‘El Salmantino’, y prácticamente responsabilizó a la víctima de ponerse en riesgo.

“La verdad es que ir a la seis, seis y media de la mañana a cubrir una nota a ese lugar que sabemos todos que es tan peligroso…”, justificó la alcaldesa de Morena frente a los periodistas.

Tanto Hernández Cruz como su comandante de la Policía se negaron rotundamente a informar sobre la hora y detalles en que la policía municipal acudió a atender el reporte del hallazgo de restos humanos en la calle Villa Salamanca 400, lugar al que Israel Vázquez llegó antes y donde fue asesinado.

Antes de esa protesta se celebró una misa y un homenaje para despedir al reportero. Sus compañeros de ‘El Salmantino’ y periodistas de varias ciudades del estado que viajaron a esta ciudad se congregaron en torno al ataúd y acompañaron a la familia. Una hermana de Israel se dirigió a los comunicólogos presentes: “Cuídense, conozco su profesión y están en riesgo”, dijo.

Compañeros de fútbol de Vázquez Rangel también lo despidieron en una cancha donde la víctima solía jugar con el número 13 y una playera del equipo León, que fue colocada sobre el féretro, junto al chaleco negro que lo identificaba como reportero de ‘El Salmantino’.

Ya en la presidencia municipal, los reporteros esperaron el arribo de la alcaldesa entre consignas: “No queremos informar con miedo”, “Justicia para Israel” y “En Guanajuato también matan periodistas”.

Al mediodía llegó Hernández Cruz al salón de Cabildos. Llevaba varias hojas en las que tenía un discurso preparado.

Acusó a “los criminales” de ser el principal enemigo de la sociedad y de la libertad de expresión, pero también acusó al gobierno estatal –de Acción Nacional (PAN), partido en el que por años militó, hasta que se convirtió en alcaldesa– de abandonar a Salamanca y politizar el tema de la seguridad, y sostuvo que el municipio no tiene injerencia alguna en lo sucedido y en la investigación del homicidio.

La alcaldesa se hizo acompañar de la diputada local de Morena Magdalena Rosales, mientras que en una transmisión virtual también se conectaron las senadoras Antares Vázquez Alatorre y Malú Micher, quienes vieron la reunión, sin intervenir.

Durante el encuentro, diversos periodistas también reclamaron a Hernández Cruz por el bloqueo informativo y el hostigamiento a ‘El Salmantino’, lo que fue negado por la funcionaria.

Ante la negativa de la alcaldesa a aclarar la respuesta policiaca en el momento en que el reportero fue acribillado, los compañeros de éste abandonaron el salón, y Beatriz Hernández Cruz se dirigió a su oficina entre gritos de “¡Justicia para Israel, justicia para Israel!”.

 

 

Con información de Proceso.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *