Busca Angélica Rivera recuperar el cariño del público

  • Según les platicó a Pati Chapoy y el resto del equipo de Ventaneando en su visita a Los Pinos, ya le han ofrecido volver a la televisión, pero lo hará “cuando algo le guste” y quizás hasta el 2021.

 

México.- Luego de que rumores sobre un inminente divorcio del expresidente de México Enrique Peña Nieto, su escándalo por la compra de una casa blanca por 7 millones de dólares y su encuentro con conductores de Ventaneando causaran polémica, ahora la exprimera dama Angélica Rivera busca recuperar el cariño del público.

‘La Gaviota’, como se le apodó luego de protagonizar la telenovela Destilando amor junto a Eduardo Yáñez en el 2007, puso en pausa su carrera de 25 años como actriz de novelas en Televisa para tomar un rol muy diferente. Ser la esposa de un presidente trae consigo miles de anécdotas y acumula muchas historias sin contar que sucedieron tras bambalinas.

Según les platicó a Pati Chapoy y el resto del equipo de Ventaneando en su visita a Los Pinos, ya le han ofrecido volver a la televisión, pero lo hará “cuando algo le guste” y quizás hasta el 2021.

De regresar al espectáculo, tendría que ser recontratada por Televisa, televisora que ya ha sido señalada como protagonista de una grave crisis, que se ha manifestado en la reducción de contratos millonarios para sus talentos principales y despidos masivos.

La empresa aprovechó la oportunidad de que Rivera haya dejado de ser primera dama para transmitir de nuevo la última telenovela que estelarizó, Destilando amor. Esto a través del canal de paga donde la cadena transmite telenovelas antiguas.

Además de un posible regreso a las telenovelas, Angélica les confirmó al equipo de TV Azteca que piensa escribir un libro con sus memorias como esposa de un presidente mexicano.

Seguramente ella lo va a relatar en un libro que quiere escribir sobre esta transición en su vida, que debe de ser algo realmente interesante”, recalcó la conductora Pati Chapoy.

Incluso les adelantó una anécdota que ejemplifica su vida alejada de la normalidad. Angélica platicó que de repente le dio un gran antojo por tacos y pidió al equipo de seguridad del desaparecido Estado Mayor Presidencial que la llevaran a una taquería a la que ella acostumbraba asistir cuando era actriz en las Lomas de Chapultepec, en la Ciudad de México.

‘La Gaviota’ se llevó la sorpresa de su vida cuando llegó a la taquería y todos los meseros, cocineros y taqueros eran elementos de su equipo de seguridad. Ahí fue el momento cuando quedó muy claro en su cabeza que su vida como primera dama sería muy distinta a la que llevó por tantos años.

Otra opción que ha contemplado Rivera, de acuerdo con Jenaro Villamil en un artículo publicado por la revista Proceso titulado “Adiós al glamour del poder”, es el vender su historia a la plataforma de streaming Netflix, para realizar una serie biográfica.

Sin el poder de Los Pinos, sin el carisma ni la popularidad que tuvo antes y sin el respaldo de Televisa, la empresa que la promovió para ser la “imagen” del Estado de México y luego la novia y esposa de Enrique Peña Nieto, Angélica Rivera, ‘La Gaviota’, está en busca de un guion para restaurar su dañada imagen tras el derrumbe del simulacro de romance y matrimonio con el expresidente”, escribió Villamil.

Todas las opciones implican regresar a la mirada pública como lo hizo desde finales de los años 80, cuando fue descubierta por Verónica Castro en la grabación de un videoclip como lo relató en su libro Soy la dueña la periodista Sanjuana Martínez. Rivera llegó a la locación, llamó la atención de la famosa actriz y esta la invitó a ser parte del video de su éxito musical Macumba.

Proceso citó el texto que publicó el pasado 6 de diciembre la revista ¡Hola!, en el que elogió el estilo de la exprimera dama de México y la consideró parte de un selecto “club de primeras damas”.

Para ¡Hola! la principal herencia de la exprimera dama no es su papel frente a las víctimas de la delincuencia o su presunto apoyo a la infancia, sino las marcas de sus diseñadores de vestuario, los colores sobrios, la discreción de los escotes y su presunto duelo de estilo con la reina Letizia de España”, detalló Proceso.

Con Información de Tribuna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *