“Tras el juicio oral, el Juez del Tribunal de Enjuiciamiento, valoró las pruebas aportadas por la FGR, a través de la Fiscalía Especial de Atención a Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), y determinó la plena responsabilidad del sentenciado en el homicidio de la periodista.

La FGR acreditó la responsabilidad penal de esta persona en el ilícito cometido con premeditación, alevosía y ventaja, y tras haber dejado mensajes intimidantes en agravio de una periodista por el ejercicio de su libertad de expresión.

Esta resolución es la pena más alta hasta este momento y representa un precedente en investigaciones de delitos cometidos contra la libertad de expresión” señaló la Fiscalía en su comunicado.