Economía mexicana rebotó un 12.1% en el tercer trimestre


El dato mejora en una décima la proyección realizada hace unas semanas por el organismo, que apuntaba a un crecimiento del 12 por ciento entre julio y septiembre.


 

México. El Producto Interno Bruto (PIB) de México rebotó un 12.1 por ciento en el tercer trimestre del año con respecto al trimestre precedente, tras la reapertura gradual de la actividad económica en el contexto de la pandemia de covid-19, según los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El dato mejora en una décima la proyección realizada hace unas semanas por el organismo, que apuntaba a un crecimiento del 12 por ciento entre julio y septiembre.

El repunte de la economía mexicana se debió a la recuperación en los diferentes sectores de actividad. Así, las actividades del sector primario crecieron un 8 por ciento, mientras que la industria rebotó un 21.7 por ciento y el sector servicios se incrementó un 8.8 por ciento.

Sin embargo, los datos también revelan las profundas consecuencias económicas para el país. Así, el PIB se contrajo un 8.6 por ciento durante el tercer trimestre si se compara con el mismo trimestre de 2019. Esta caída se une a la del trimestre anterior, cuando la economía mexicana cayó un 18.9 por ciento en tasa interanual, su peor dato desde que hay registros.

Por actividades, el sector primario fue el único que mostró un comportamiento positivo tras crecer un 7.4 por ciento. Por su parte, las actividades secundarias se contrajeron un 8.8 por ciento, mientras que las terciarias cayeron un 8.9 por ciento.

Entre los nueve primeros meses del año, el PIB de México se contrajo un 9.8 por ciento con respecto al año anterior. A falta del cuarto trimestre, el dato supone una mayor contracción a la registrada ayer por el Banco de México (-8.9 por ciento).

El Banco de México advirtió de que la recuperación de la economía mexicana hasta unos niveles similares a los de 2019 se produciría sobre finales de 2023 en el caso de su escenario base. En el caso de que se cumplieran las previsiones más optimistas, los niveles prepandemia podrían llegar hacia finales de 2022.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *