‘El Mayo’ Zambada recibía protección de ‘Chuytoño’: ‘El Vicentillo’

  • RíoDoce publicó en su portal que Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, excomandante de la Policía Ministerial de Sinaloa, durante el gobierno de Mario López Valdez, protegía a Ismael el Mayo Zamabada, afirmó Vicente Zambada Niebla.

 

Sinaloa. De acuerdo a Milenio el Vicentillo, quien se encuentra testificando en el juicio contra Joaquín el Chapo Guzmán en Nueva York aseguró que a ‘Chuytoño” lo puso su papá como jefe de la Policía de Sinaloa (Director de la Policía Ministerial), quien a su vez colocaba comandos afines de la judicial en la zonas donde el Mayo se movía: El Salado, Costa Rica, Eldorado y la Cruz de Elota, para que lo protegieran.

Aguilar Íñiguez fue director de la policía Ministerial durante el sexenio del ex gobernador Juan Millán Lizárraga. Y cuando fue asesinado Rodolfo Carrillo Fuentes y su esposa en el estacionamiento de la Plaza Cinépolis en Culiacán en septiembre de 2004, se descubrió que comandantes en activo bajo las órdenes de “Chuytoño”, eran escoltas del narcotraficante.

A “Chuytoño” se le acusó entonces de lavado de dinero y delincuencia organizada, pero fue exonerado y  durante la administración del gobernador Mario López Valdez fue nombrado nuevamente director de la Policía Ministerial. Al ser cuestionado por los antecedentes de Aguiñar Íñiguez, Malova respondió que con “Blancas palomas no se combate al crimen”.

El País publicó que en su testimonio, el Vicentillo aseguró que el crimen de Rodolfo Carrillo fue ordenado por el Chapo, debido a que en una de las reuniones que su padre y Guzmán Loera sostuvieron los líderes del Cártel de Juárez, Rodolfo Carrillo Fuentes insultó al Chapo y se fue.

Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, ex comandante de la Policía Ministerial de Sinaloa, durante el gobierno de Mario López Valdez, protegía a Ismael el Mayo Zamabada, afirmó Vicente Zambada Niebla.

De acuerdo a Milenio el Vicentillo, quien se encuentra testificando en el juicio contra Joaquín el Chapo Guzmán en Nueva York aseguró que a ‘Chuytoño” lo puso su papá como jefe de la Policía de Sinaloa (Director de la Policía Ministerial), quien a su vez colocaba comandos afines de la judicial en la zonas donde el Mayo se movía: El Salado, Costa Rica, Eldorado y la Cruz de Elota, para que lo protegieran.

Aguilar Íñiguez fue director de la policía Ministerial durante el sexenio del ex gobernador Juan Millán Lizárraga. Y cuando fue asesinado Rodolfo Carrillo Fuentes y su esposa en el estacionamiento de la Plaza Cinépolis en Culiacán en septiembre de 2004, se descubrió que comandantes en activo bajo las órdenes de “Chuytoño”, eran escoltas del narcotraficante.

A “Chuytoño” se le acusó entonces de lavado de dinero y delincuencia organizada, pero fue exonerado y  durante la administración del gobernador Mario López Valdez fue nombrado nuevamente director de la Policía Ministerial. Al ser cuestionado por los antecedentes de Aguiñar Íñiguez, Malova respondió que con “Blancas palomas no se combate al crimen”.

El País publicó que en su testimonio, el Vicentillo aseguró que el crimen de Rodolfo Carrillo fue ordenado por el Chapo, debido a que en una de las reuniones que su padre y Guzmán Loera sostuvieron los líderes del Cártel de Juárez, Rodolfo Carrillo Fuentes insultó al Chapo y se fue.

“Allí comenzó la guerra. Guzmán pidió permiso a el Mayo Zambada y a el Azul, otro líder, para asesinarlo, reveló Vicentillo, quien fue detenido por autoridades mexicanas en septiembre de 2009 y extraditado a Estados Unidos once meses después. De acuerdo a su testimonio, el Mayorespondió: ‘Estoy con ustedes, hicimos la lucha. Vamos pa delante’”, publicó El País.

El Chapo mandó entonces a un sicario apodado el Negro a matar a Rodolfo. El pistolero cumplió con la orden en la plaza Cinépolis, donde asesinó a El niño de oro junto a su esposa Giovanna Quevedo Gastélum. Vicentillo contó que el conflicto entre los dos carteles escaló con esta acción. En venganza, los de Juárez ordenaron asesinar a uno de los amigos más cercanos de El Chapo en una fiesta de cumpleaños del Mayo Zambada.

El Vicentillo también declaró en el juicio que se realiza en Brooklyn, Nueva York, que el oficial mayor de inteligencia militar del Ejército entre 2004 y 2008, el general Altimo, ofreció sus servicios a Ismael Zambada cuando supo que los Beltrán Leyva, los Carrillo Fuentes y Los Zetas se habían unido para asesinar al Chapo Guzmán y al mismo Mayo Zambada.

Según lo dicho éste día por el testigo estrella, Vicente Zambada Niebla, el general buscó a el Mayo para decirle que en el Ejército “preferían la forma de trabajar del dueto Zambada- Guzmán Loera” y que por eso había acudido a avisarles. En ese instante El Mayo Zambada agradeció al general y le dio 50 mil dólares, cantidad que repitió cada mes mientras Altimo trabajó en la Sedena

Zambada Niebla también recordó que no era la primera vez que su padre sobornaba a un militar pues en 2001 el coronel Adams, jefe del Estado Mayor Presidencial con Vicente Fox, se reunió en la Ciudad de México con Ismael Zambada para establecer una alianza.

En juntas celebradas en el restaurante El Lago, del Bosque de Chapultepec, el coronel Adams o el Chicles para el Cártel de Sinaloa, les informaba de operativos y ofrecía protección a cambio de sobornos.

Con información de RíoDoce

Imagen de Mediotiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *