Hallan 27 ataúdes de 2 mil 500 años de antigüedad en Egipto


Los estudios iniciales indican que estos féretros están completamente cerrados y no han sido abiertos desde que fueron enterrados y que no son los únicos, informó en un comunicado el Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto.


 

Egipto. Un pozo de entierro profundo que contenía más de 14 ataúdes humanos cerrados hace más de 2 mil 500 años fue descubierto en el área arqueológica de Saqqara, al sur de El Cairo.

Este hallazgo se suma al de la semana pasada, cuando la misma misión arqueológica egipcia pudo descubrir otro pozo con otros 13 ataúdes, lo que eleva el número de sarcófagos descubiertos a 27, todos ellos cerrados.

Los estudios iniciales indican que estos féretros están completamente cerrados y no han sido abiertos desde que fueron enterrados y que no son los únicos, informó en un comunicado el Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto.

Es probable que se encuentren más dentro de los nichos a los lados de los pozos, donde se han encontrado una serie de hallazgos arqueológicos y féretros de madera en su interior.

Hasta el momento no se ha identificado la identidad ni las posiciones en el escalafón social del Antiguo Egipto de los propietarios de estos ataúdes o su número total.

Saqqara fue un cementerio durante más de 3 mil años y está catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Vendrán “más secretos”

El ministro de Antigüedades, Khaled al Anani, retrasó el anuncio del hallazgo hasta que pudo visitar personalmente el lugar, donde agradeció al personal por trabajar en condiciones difíciles en la excavación de 11 metros de profundidad, según el comunicado.

El trabajo de arqueología sigue en marcha mientras los expertos intentan obtener más detalles sobre el origen de los sarcófagos.

El ministerio dijo que esperaba revelar “más secretos” en los próximos días.

Algunos de los ataúdes estaban decorados con coloridos patrones ornamentales.

Otros artefactos descubiertos alrededor de los ataúdes de madera también parecían estar bien elaborados y decorados.

En noviembre del año pasado, fue mostrado al público por primera vez un gran alijo de animales momificados descubierto en 2018 por arqueólogos cerca de la pirámide escalonada de Saqqara.

El descubrimiento incluyó gatos, cocodrilos, cobras y pájaros momificados.

En el entierro de Saqqara también fueron encontrados otros artefactos.

Saqqara, ubicada a unos 30 km al sur de El Cairo, es un antiguo cementerio que sirvió como necrópolis de Memfis, la capital del antiguo Egipto, durante más de dos milenios.

En los últimos años, Egipto ha intensificado la promoción de sus hallazgos arqueológicos en un intento por reactivar su vital pero debilitada industria turística.

 

 

 

Con información de Europa Press.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *