Margarita ‘La Diosa de la Cumbia’ revela que fue violada por su padre

 

Ciudad de México. Tras la revelación de la cantante y actriz Sasha Sokol de haber sido abusada por Luis de Llano en su adolescencia, Margarita, “La Diosa de la Cumbia” expresó su apoyo a la extimbiriche al conta que ella fue víctima de abuso sexual por su propio padre.

La compositora y cantante de origen colombiano platicó a través de una charla que a los 14 años fue víctima de su padre, quien ya falleció hace años.

“No tienen idea cuantas mujeres, niños, hemos pasado por eso, muchas, nos quedamos calladas, pero ya no es hora de callar, es hora de hablar, y de olvidar, de perdonar”, dijo ante los micrófonos tras un evento musical en el que participó.

Aseguró que vivía una vida feliz, hasta que dos hechos corrompieron su vida.

“Era una niña muy feliz, hasta que un día, a mis 14 años, me doy cuenta que mi papá tiene una novia, y entonces se me vino el mundo abajo, y esa niña que era feliz, inocente, que tenía todas esas esperanzas y sueños, se vino abajo, porque no sabía si tenía que contarle a mi mamá o no, y me lo guardé”.

EL SILENCIO

Según la reconocida cantante lo más difícil se acercaba a su vida, al ser una víctima más de una persona abusadora.

“Mi papá estaba enfermo, tenía 39 años y después de haber sentido toda esa desilusión, todo ese velo que se me cayó de la cara, él me violó”, relató afectada.

Dijo que lo más difícil fue continuar su vida en silencio. “El tener que ver a mi papá el otro día y no decir nada, el ver a mi mamá y no decir nada, pero una niña de 14 años en mi época lo que sentíamos era culpa”.

EL PERDÓN Y DESCUBRIMIENTO

Aunque aseguró haber superado el difícil episodio, aseguró que no entendió el actuar de su padre y dañarla así, menos cuando tras el fallecimiento de él se enteró que su hermana también fue víctima.

“Fue muy difícil porque después mi papá murió, y claro que me dolió, por supuesto que me dolió. Yo nunca entendí el por qué mi papá me había tocado”, cuenta.

Antes de concluir la charla recordó que tiene poco tiempo de saber que no fue la única víctima de abuso por su papá. “No hace mucho que vino mi hermana de Colombia, me confesó que ella también y eso sí me dolió”.

La cantante se suma a la ola de mujeres que alzan la voz al sentirse apoyadas, respaldadas y seguras de hacerlo luego de la marcha del pasado 8 marzo en el que se conmemora la lucha de las mujeres por ser escuchadas, respetadas y tener voz en medio de la violencia azota a las mujeres del país.

Compartir

Deja un comentario