Mario Aburto pide intervención de CNDH para reabrir caso Colosio

 

México. La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) anunció el inicio de una investigación por actos de tortura y malos tratos, así como negación al derecho a la salud, en agravio de Mario Aburto Martínez, acusado de asesinar al candidato del PRI a la Presidencia, Luis Donaldo Colosio Murrieta, en 1994.

El organismo informó en un comunicado que con la apertura de esa queja, “en los términos que plantea”, dará inicio de una nueva investigación “a la luz de nuevas evidencias y declaraciones que el peticionario (Aburto) aporte”.

Interno en el Centro Federal de Readaptación Social No. 12 CPS Guanajuato, Aburto Martínez presentó una queja ante la CNDH a través de sus familiares en la que señalaron “presuntos actos violatorios a sus derechos humanos y en lo sustancial que no se le brinda atención médica, ni la alimentación que requiere con motivo de los padecimientos crónicos que presenta, por lo que se encuentra muy débil y deteriorado en su estado de salud”.

Sin precisar la fecha en que fue presentada la queja, la CNDH agregó que Aburto denunció que “es víctima desde el año de 1994 hasta la fecha, de diversas conductas, como tratos crueles, inhumanos, degradantes, y de tortura, que vulneraran su integridad física y psicológica”.

La CNDH informó que personal del organismo acudió al centro penitenciario donde Aburto ratificó su queja, añadiendo que “además es víctima de discriminación, pues se le obstaculiza el acceso de todos sus derechos por la causa que originó la privación de la libertad”, es decir, por el asesinato de Colosio Murrieta.

De acuerdo al organismo, Mario Aburto pidió “la reapertura de su caso, toda vez que considera necesario que se le de a conocer toda la verdad del mismo a la sociedad”.

Además de la apertura de un expediente de queja, la CNDH indicó que solicitó medidas cautelares a favor de Mario Aburto Martínez, dirigidas al titular del Órgano Desconcentrado Administrativo de Prevención y Readaptación Social. “a efecto de que se realicen todas aquellas acciones urgentes que garanticen y protejan sus derechos a la salud y a su integridad personal”, proceso al que dará seguimiento para que las autoridades penitenciarias “se responsabilicen garantizando y protegiendo la integridad del señor Aburto Martínez, con independencia de la causa que originó su internamiento”.

En el comunicado, abundó que, “atendiendo a la queja, la CNDH emprenderá las acciones que en ejercicio de sus funciones constitucionales le sea menester realizar, a efecto de que el llamado Caso Colosio sea revisado a la luz de las nuevas evidencias y declaraciones que el peticionario aporte”.

Mario Aburto Martínez, originario de Michoacán, fue condenado a 45 años de prisión por el asesinato de Luis Donaldo Colosio, ocurrido de 23 de marzo de 1994, en la colonia Lomas Taurinas, en Tijuana, Baja California.

En octubre del año pasado, Aburto tramitó un amparo en contra de su traslado del CEFERESO número 6 de Humanguillo, Tabasco, al penal federal de Guanajuato, donde estaría incomunicado.

Antes de ser interno del CEFERSO número 6, Aburto Martínez estuvo interno en el CEFEREO1 del Altiplano, en el Estado de México, y en el CEFERESO 2 de Puente Grande, Jalisco.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *