Messi se despide entre lágrimas del Barcelona

 

Lionel Messi no pudo contener la emoción el domingo en su despedida del Barcelona, y dijo que no estaba preparado para abandonar el club.

Messi empezó a llorar antes incluso de comenzar a hablar en su ceremonia de despedida en el estadio Camp Nou.

“Es muy difícil esto para mí, después de tantos años y de hacer toda mi vida acá”, dijo. “No estaba preparado para marcharme, estaba convencido de que iba a seguir”.

Dijo que su inesperada salida del club azulgrana era el momento “más difícil” de su carrera.

La familia del crack argentino y algunos de sus compañeros acudieron al acto en el Camp Nou.

Messi evitó hablar sobre su futuro y dijo que había recibido ofertas de varios clubes tras el anuncio de que se marcharía del Barça.

El Barcelona anunció el jueves que no podría retener a su mayor estrella porque no pudo acordar un nuevo contrato que cumpliera las normas de juego limpio financiero de la Liga española. El límite salarial del club catalán se vio muy reducido debido a su enorme deuda. El presidente, Joan Laporta, atribuyó los problemas del club a la pandemia del coronavirus y en especial a la administración previa, que dirigió Josep Bartomeu.

Messi pidió marcharse tras la temporada 2019-2020, pero Bartomeu rechazó su petición. El argentino acordó quedarse y había llegado a un acuerdo con el Barcelona para un nuevo contrato, pero el club no pudo ejecutarlo debido a su difícil situación financiera.

Messi pasó casi dos décadas con el Barça tras llegar de argentina cuando era adolescente para jugar en la cantera. Hizo su debut en el primer equipo a los 17 años en 2004, y después jugó 17 temporadas con el Barcelona. Ayudó al club a ganar la Liga de Campeones en cuatro ocasiones, la Liga española diez veces, la Copa del Rey siete veces y la Supercopa española ocho veces.

El jugador abandona el Barcelona como su mayor goleador histórico con 672 tantos. Disputó 778 juegos con el club, otro récord. También es el mayor goleador de la liga española con 474 tantos en 520 encuentros.

Fue el máximo goleador de la liga española en ocho temporadas, y en la Liga de Campeones en seis ediciones. Sus 26 goles contra el Real Madrid son un récord para el “clásico” contra el archirrival del Barcelona.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *