México firma contrato con Pfizer para comprar más de 34 millones de vacunas


El canciller Marcelo Ebrard apremia a los reguladores sanitarios para que la vacunación comience en diciembre. La Secretaría de Salud apuesta en cambio por tomar los plazos con cautela

 
 

México. La aprobación de la vacuna de Pfizer y BioNTech en Reino Unido ha revivido las esperanzas en el resto del mundo por encontrar una salida a la pandemia de la covid-19 este año. La Cancillería mexicana ha abierto la puerta para que las primeras dosis se apliquen en el país este mes y ha aprovechado para mandar un mensaje a los reguladores sanitarios para que se acelere su aprobación en el país.

“Lo que muchos suponían imposible ahora es una realidad: la vacunación está por iniciar en diciembre 2020”, ha escrito en Twitter Marcelo Ebrard, titular de Exteriores. “En México ya tiene la autoridad regulatoria la solicitud correspondiente”, ha agregado. La Secretaría de Salud ha anunciado horas más tarde la firma de un contrato para adquirir 34.4 millones de dosis, que pueden inmunizar a más de 17 millones de habitantes.

México ya había firmado en octubre pasado un acuerdo de intención de compra con la farmacéutica estadounidense. Aún falta que la Secretaría de Salud y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) den su visto bueno para su venta y distribución. El jueves 26 de noviembre Pfizer hizo una solicitud formal para iniciar el trámite. En el proceso han surgido dos visiones encontradas en el Gobierno.

La Cancillería, que negocia con los laboratorios, busca la autorización lo antes posible para coronar una estrategia diplomática de varios meses. Las autoridades sanitarias, en cambio, han optado por la cautela mientras alistan los criterios técnicos para la vacunación.

El cálculo del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador desde la firma de los acuerdos con Pfizer, la china CanSino y la británica AstraZeneca es que las primeras dosis lleguen este mes, con el objetivo de vacunar hasta 2.6 millones de mexicanos. Se espera que se reciban hasta 250 mil dosis de Pfizer en diciembre. Con el escollo todavía de la autorización de su uso, que está cada vez más cerca mientras más países den luz verde a este producto, aún se deben hacer públicos los criterios que seguirá para la vacunación, que iniciará en personal de salud en la primera línea de atención del coronavirus y grupos de riesgo.

“Más allá de anunciar fechas con el optimismo que se quiere, se necesita informar de los tiempos y la estrategia”, apunta Mauricio Rodríguez, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México. “Urge una vacuna, urge que llegue, urge que la apruebe la autoridad regulatoria, urge que se defina cómo se va a usar, pero todo eso lo están haciendo varios equipos al mismo tiempo”, agrega.

En otro extremo de la mesa de negociaciones está Hacienda, la secretaría encargada de asignar los recursos para la compra de las vacunas y de los insumos necesarios, como jeringas y frascos de solución salina.

“La experiencia dice que se pueden poner hasta 10 millones de vacunas por mes, lo cual quiere decir que al inicio del proceso va a ‘morder’ la restricción de que no tenemos vacunas suficientes y hacia el segundo y tercer mes, el reto va a ser cómo nos organizamos para poner todas las vacunas que lleguen al país”, dijo la semana pasada el secretario Arturo Herrera.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *