Ocho puestecitos IMPERDIBLES en la verbena de GUAMÚCHIL

Guamúchil, Sinaloa._ Si eres de las personas a las que les encanta andar en el centro en esta temporada, no desaproveches la oportunidad y visita la tradicional verbena que está ubicada en la Plazuela Municipal “Pedro Infante” y calles aledañas. 

Si te das un rol por los puestecitos, te recomendamos los siguientes.

1.  Visita obligada al puesto de los libros, tienen una gran variedad, está desde 50 ‘Sombras de Grey’, hasta ‘Como Agua para Chocolate’, ‘Harry Potter’, ‘Código Davinci’ y lo mejor es que hay muchas opciones hasta para los niños y niñas, sí, si está Coco, Frozen, de Superhéroes, etc, etc. Abren de 10 de la mañana a 10 de la noche.

Si te gusta leer, créeme, te tienes que dar una vuelta por este puesto.

2.  Si tienen bendiciones NO TE PUEDES PERDER el paraíso de los dragones, carritos, aviones, motos y otros juguetes únicos que Santa Claus puede traer.

Lo mejor es que lo puedes apartar.

Estos juguetes son de baterías y hay mucha variedad; Santa Claus se puede dar una vuelta por este puesto.

A los niños y niñas les van a encantar.

3. Ya que si usted quiere conservar la tradición y busca algo que comer, no sé, algo dulce, por ejemplo, pues es visita obligada a los Churros Pérez, desde que nos acercamos a la Plazuela el olor nos llama y no es para menos, estos churros tienen algo especial y atienden de maravilla.

Los Churros Pérez son los tradicionales de la verbena.

Pueden pedir hasta de 20 pesitos.

4. Y si la lombriz sigue pidiendo algo de comer, hay que visitar al puestecito de los dulces tradicionales, venden de todo, pueden encontrar desde un limón con coco, obleas, bolitas de tamarindo y chile, cajetas, guayabate, cocadas, dátiles, garapiñados, membrillo, borrachitos, jamoncillos y no le sigo porque llenaríamos todo el portal de Al Pendiente Noticias con el listado.

Las abejas están disfrutando el delicioso membrillo.

Hay muchísimos tipos de dulces y te los recomendamos todos.

Míralos de cerca y se te antojarán más.

5. Si de plano no quiere nada dulce, seguramente sí se les antojará un elote, lucen todos bonitos en las carretas, ya sabe cómo pedirlo, que tenga mayonesa, quesito, chile, limón y hasta un poco de salsa. Se sienta en una de las mesas que están en la Plazuela y como rey o reina saborea su elote, cómaselo a gusto, así como si estuviera en su casa, ya sabe, se puede ensuciar, aquí lo importante es disfrutarlo y matar las ganas.

Y ahora una poesía.

6. Lo que no se puede perder nadie, nadie, nadieee, es el puestecito de las cobijas, sí, le adivinaron, ese donde el vendedor habla, habla y habla, lo hace tan bonito, que terminas llevándote 10 almohadas, 5 cobijas y hasta más.

Si se acercan al puesto de las cobijas, les garantizamos que pasarán un buen momento.

7. Si de plano no puede olvidar que ocupa unas cucharas, una cazuela, una placa para hacer las tortillas o hasta una olla para el cocido, sí, sí, también hay un puestecito de utensilios, puede llevarse hasta un cuchillo.

Miren la variedad de utensilios para la cocina. Señor, señora, señorita, pásele, nunca sobran.

8. Pero no solamente venden comida, ropa, juguetes o libros, también hay decoración para el nacimiento navideño, cuadros o figuras de la Virgen de Guadalupe y de algunos Santos.

Si usted es creyente, este es el puesto ideal.

Hay mucha variedad de santos y decoración para el Nacimiento Navideño.

Así que ya saben, vayan a divertirse un rato y si todavía no les llega el aguinaldo, hay que ir checando los precios, no sea que les vendan más caro de lo normal, además, se encontrarán gente bien agradable, tal como este par. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *