Pirotecnia de luces, la única permitida a la venta

  • Los más afectados con la pirotecnia son los menores de entre cinco y 14 años de edad, informaron autoridades del IMSS. 

 

Guamúchil, Sinaloa. Por segundo año consecutivo no se otorgaron permisos para la venta de juegos pirotécnicos, del tipo explosivos, manifestó Luis Alberto Gastélum Camacho, Director de Protección Civil de Salvador Alvarado.

Por lo anteriormente mencionado, todas las personas que sean sorprendidas comercializando este tipo de artículos fabricados a base de pólvora podrían sufrir decomisos a manos de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y hasta ser encarcelados por cometer un delito de índole Federal.

El funcionario público dijo que durante la semana en curso él y su equipo de trabajo realizaron rondines por las dulcerías y tienditas populares en la ciudad de Guamúchil, con la intención de percatarse si hay venta de
explosivos e informar y concientizar a las personas sobre el uso de los dañinos artefactos.

Hasta la fecha no ha habido reportes oficiales de quemaduras o daños por cohetes, sin embargo, de forma extraoficial, se conoce que al menos en el Fraccionamiento Prado Bonito, perros han sufridos quemaduras severas por tratar de atrapar los explosivos con el hocico.

Gastélum Camacho, aseveró que la campaña de difusión que está implementando el departamento de Protección Civil, es precisamente para evitar que sobre todo los niños hagan uso y manejo de explosivos, así como que los papás adopten su responsabilidad de protección de los menores y no otorguen dinero a sus hijos para la compra de dicho tipo de juguetería peligrosa.

Aproximadamente un 300 por ciento aumenta el riesgo de quemadura o daño por explosivo durante la temporada decembrina, concluyó Luis Alberto Gastélum, luego de recomendar a la ciudadanía en general evitar el uso de artefactos explosivos, con la intención de resguardar la integridad física de las personas.

Cabe recordar que en diciembre del año 2011, dos niños de 9 y 10 años residentes de la colonia Las Torres de esta ciudad de Guamúchil, sufrieron quemaduras de tercer grado luego de jugar con un explosivo denominado “Garra de Tigre”, uno de los niños perdió un ojo y parte de una mano y el otro una mano. Los menores sufrieron un sin número de cirugías reconstructivas a fin de llevar una vida más o menos normal, después del trágico hecho, que marco su destino de pro vida.

IMSS advierte de daños por cohetes.
Durante los días decembrinos cercanos a las festividades de Navidad y Año Nuevo se ha vuelto una tradición, el uso de fuegos artificiales; sin embargo, el riesgo por la utilización de estos es latente, sobre todo en los menores, lo que puede llegar a ocasionar lesiones con secuelas permanentes, alertó la coordinadora auxiliar de Gestión Médica del
Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sinaloa, Rosario Guadalupe Mizquiz Reyes.

Una de las principales demandas de atención en los servicios de urgencias del IMSS durante las épocas decembrinas, son las quemaduras por cohetes, y generalmente los más afectados son los menores de entre cinco y 14 años de edad, señaló la funcionaria del Instituto.

Los médicos detallan que el daño causado por la explosión de cohetes puede ser muy grave. Más de la mitad de las lesiones por estos artefactos afectan las manos o brazos, el resto en el abdomen, tórax, cara, genitales y piernas, así como los ojos. Por otra parte, dicen, el ruido ocasionado por estos productos puede provocar lesiones auditivas, ya que el estallido alcanza hasta 190 decibeles, que es bastante más de lo que el oído puede soportar.

En el caso que una persona presente quemaduras por esta u otra causa, es muy importante conocer los primeros auxilios adecuados, ya que esto le ayudará a evitar los errores iniciales. En primera instancia, se debe retirar enseguida todos los objetos en contacto directo con la piel: anillos, relojes, pulseras, etc.; determinar qué tipo de quemadura es, según su profundidad se clasifican en tres tipos: de primero, segundo o tercer grado.

En las quemaduras de primer grado, se presenta enrojecimiento y ardor en la parte afectada, por lo que se debe refrescar inmediatamente la quemadura con agua fría durante 10 minutos como mínimo y después
cubrir con compresas frías.

Si se presenta una quemadura de segundo grado, se recomienda lavar inmediatamente con agua fría durante 5 a 10 minutos. Si la ampolla está intacta no la rompa. Desinfecte con un antiséptico.

Mizquiz Reyes, expresó que en el caso de quemaduras más graves consideradas las de tercer grado y que pueden poner la vida en peligro, ya que las capas más profundas de la piel se ven afectadas, se recomienda llamar inmediatamente a una ambulancia, colocar cuidadosamente una gasa esterilizada o un paño limpio sobre la zona
afectada, hasta que llegue la ayuda médica, es muy importante no colocar ningún tipo de producto sobre la quemadura.

Si las quemaduras son muy extensas, se debe utilizar una sábana humedecida con agua o suero y acudir inmediatamente al área de urgencias de la unidad médica más cercana y, durante el traslado, vigilar constantemente el nivel de conciencia, la respiración y el pulso de la persona afectada.

Personal médico del Seguro Social advierte que todos los juegos de pirotecnia conllevan riesgos, aún en manos de expertos, ya que la chispa de una simple estrellita o luz de bengala, puede prender fuego a la ropa o lastimar un ojo.

Por tal razón, comprar y permitir que los niños jueguen con cohetes, aunque algunos parezcan inofensivos, es
sumamente peligroso.

Sugey Montoya

Licenciada en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad Autónoma de Occidente, Unidad Regional Guamúchil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *