Sinaloa cuenta con dosis suficientes de vacunas para prevenir sarampión


La mejor protección contra el sarampión es la vacunación en niños y adolescentes. 


 

Culiacán, Sinaloa. El sarampión es una enfermedad viral sumamente contagiosa causada por ese mismo virus, donde es importante señalar que el ser humano es el único reservorio del virus, y se transmite por la dispersión de secreciones respiratorias por parte de las personas infectadas o enfermas.

La Secretaría de Salud en Sinaloa cuenta con las vacunas necesarias para atender a la población infantil que la requiera, esto de acuerdo al esquema de la Cartilla Nacional de Vacunación, por lo que se les pide a los padres de familia revisen dicho documento para acudir a cualquier unidad de los Servicios de Salud de Sinaloa y les sea aplicada, así lo informó Filiberto Sánchez Bernal, Jefe del Departamento de Salud de la Infancia y Adolescencia.

“Actualmente, en todas las unidades de los Servicios de Salud de Sinaloa, se está aplicando la vacuna, por la situación actual de la pandemia es que hay que evitar aglomeración por lo que cada unidad tomará las estrategias más adecuadas para organizarse según su situación de población; en esta Jornada Nacional de Salud que recién terminó el viernes pasado 17 de abril, se había programado aplicar una meta de 3 mil dosis y se aplicaron 9 mil dosis; todavía contamos con arriba de 28 mil dosis para continuar aplicando a nuestra población, la recomendación es checar sus cartillas de salud y verificar que estén los niños al corriente de sus vacunas, en caso de tener faltante de alguna vacuna acudir inmediatamente a la unidad de salud que le corresponde”, explicó.

El sarampión presenta un periodo de incubación de 7 a 21 días y puede ser transmisible desde cuatro días antes y cuatro días después de haber iniciado con el exantema en la piel. Se caracteriza por la presencia de fiebre elevada arriba de 38 grados, un exantema que son un puntilleo en la piel que hacen una especie de ronchas o tortas que se unen unas con otras y dan la imagen de una gran mancha roja en el cuerpo.

El exantema o puntilleo inicia en la cabeza y en la cara y posteriormente va descendiendo al resto del cuerpo, puede aparecer entre el séptimo y 21 días, después de la exposición al virus, con una duración de 4 a 7 días para después empezar a descamarse.

Suele acompañarse de alguno de estos síntomas o signos: conjuntivitis, los ojos muy rojos, puede llegar a tener tos, congestión nasal y las adenomegalias, que son los ganglios inflamados generalmente por localización más frecuente atrás de las orejas, atrás de la cabeza o en el cuello.

No hay un tratamiento específico o terapia para el sarampión, la mayor parte de los pacientes sin complicaciones se recuperan con descanso, tratamiento de ayuda y para los pacientes graves el manejo se da de acuerdo a las complicaciones que presente.

La mejor protección es la vacuna triple viral en los niños (protege contra sarampión, rubeola y parotiditis), en los adolescentes la doble viral (sarampión y rubeola) de acuerdo al programa universal de vacunación.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *