Vacuna contra el VIH llega a la última fase de ensayos por primera vez en más de 10 años


Se informó que la sustancia la desarrolló Janssen y usa la misma técnica que usó en el antídoto contra el coronavirus


 

Un prototipo de una vacuna contra el VIH llegó a la última fase de sus ensayos, la tres, por primera vez en más de una década, reporta el diario español El País.

En el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, el medio indica que la sustancia la desarrolló Janssen y usa la misma técnica que usó en el antídoto contra el coronavirus, es decir, “un adenovirus modificado para que transporte al interior de las células del sujeto el ADN de sus proteínas más representativas de manera que el organismo del individuo cree anticuerpos contra ellas”.

Ninan Varughese, director de la oficina de ONUSIDA en Nueva York, mostró este martes su esperanza en que el trabajo para buscar una vacuna contra el coronavirus pueda dar un empujón para desarrollar una inmunización para el VIH. 

“Hemos estado hablando de una vacuna para el VIH durante mucho tiempo, pero espero que esta nueva energía que se ha puesto para encontrar una vacuna para Covid acelere algunos de estos progresos y que quizá haya nuevas lecciones que puedan aplicarse”, apuntó.

El País menciona que el ensayo durará de 24 a 36 meses y recuerda que un intento pasado para obtener un antídoto culminó en 2009, cuando se concluyó que sólo evitaba 30% de las infecciones.

José Moltó, de la Fundación de la Lucha contra el Sida, es uno de los médicos que va a participar en el ensayo, que ha empezado a reclutar voluntarios (van a ser 250 de 3 mil 800 en España), indica El País.

De acuerdo con Moltó, el VIH, “al estar presionado [por las células del sistema inmune], cambia de apariencia externa y escapa. Lo que hace este medicamento es que se dirige a distintas variantes de las proteínas gag, pol y env del virus, lo que le hace más difícil que evada la acción de los anticuerpos creados”.

El lunes se informó que la Fundació Lluita contra la Sida i les Malalties Infeccioses ha empezado a reclutar participantes para el ensayo clínico de una vacuna contra el VIH, en colaboración con el BNC Checkpoint. Se trata de un estudio internacional de fase 3 que busca evaluar la eficacia de una vacuna de tipo preventivo y que se desarrollará en siete centros en toda España, ha informado la FLS en un comunicado este lunes.

El Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona) es uno de los que participa: su personal será el encargado de administrar la vacuna a los interesados, de cuyo seguimiento médico se encargará luego el BCN Checkpoint.

Para el estudio se buscan hombres de entre 18 y 60 años que mantengan relaciones sexuales bien con otros hombres bien con personas que pertenezcan al colectivo transexual.

No deben tener el VIH ni estar tomando profilaxis preexposición (PrEP) o plantearse hacerlo próximamente, y deben tener disponibilidad para participar en el estudio durante hasta 30 meses.

Los interesados pueden apuntarse a través de un formulario en la web, tras lo que el personal de la fundación contactará con ellos para informarles de las características del estudio.

Este martes 1 de diciembre se conmemora el Día Internacional contra la Sida: en 2019 causó la muerte de 690 mil personas, y para concientizar sobre ello este año la FLS ha lanzado una campaña bajo el lema #laotrapandemia.

ONUSIDA señala que el impacto del coronavirus fue especialmente importante en los primeros meses de este año, cuando cayeron el número de diagnósticos por la interrupción de muchos servicios de atención médica.

El impacto también se ha hecho notar en el número de personas con VIH que están siendo tratadas, especialmente en los países con mayor volumen de casos.

“Por Covid hemos tenido un crecimiento más lento del número de personas que deberían estar en tratamiento”, explicó Varughese, apuntando que en la primera mitad del año la cifra de infectados en tratamiento antirretroviral creció un 2.4 %, muy por debajo del 4.8 % que había aumentado en el mismo periodo del año anterior.

A nivel global, la ONU calcula que hay unos 38 millones de personas que viven con el virus, de los que 26 millones reciben tratamientos, mientras que 12 millones no tienen acceso a ellos.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *